Patrilda

Sunday, July 29, 2007

TE CASAS CONMIGO?

Tres palabras... y yo...
No puedo prometerte una vida feliz, te ofrezco mi mayor esfuerzo
No prometo estar contigo por el resto del tiempo, te ofrezco amarte todo el tiempo que esté contigo
No prometo no tener problemas, prometo buscar siempre una solucion
No prometo ser lo mejor de tu vida, prometo ser parte de la tuya...
En realidad, no puedo prometerte nada
Solo ofrecerte mis sentimientos
En realidad, tu no puedes casarte conmigo,
y tal vez dijiste 3 palabras sin pensar
Pero si en verdad lo hubieras pensado
si pudieramos hacerlo
si lo hubieras deseado...
La respuesta, mi vida
sería un solo SI...

Wednesday, July 25, 2007

Y SERE FELIZ

No fui yo quien te dejó de amar. Fuiste tu, quien me echó de su lado. Hiciste verdaderos mis mayores miedos y a empujones, saliste de mi vida.

Entonces... él se metió dentro de mi. Aprovechó tus cobardias y ha sabido poner sonrisas en mi alma. No llegó de lejos, el siempre estuvo conmigo, solo que antes... antes era solo un amigo
Me dijo que estaba cansado de verme correr en brazos de cualquiera, de un cualquiera que al verme enamorada amara lastimarme...

Y tu... quisiste de verdad lastimarme?
Hoy he tirado tus ultimas palabras, las he sacado de mis cuadernos, he borrado tus direcciones y tu telefono. Además, hace mucho que no me acordaba de ti. Ya ni siquiera me interesa saber qué te acontece...

Qué triste, verdad? Que algo tan bonito pasara a ser nada... O es que nunca fue algo verdadero?
Te esperé mucho tiempo. Te lo aseguro. Esperaba las palabras mágicas, pero como no las sabías, nunca las dijiste.
Ahora tengo otras palabras mágicas: las suyas. Son palabras silenciosas que ni siquiera se que dicen. Ahora estoy con el, aunque el ni siquiera lo sabe...

Y quise venir a decirtelo, porque se que vuelves. Quise tener al menos, la honestidad de decirtelo frente a frente. Aunque tu ya no me miras.

El es una buena persona, siempre lo ha sido. Y siempre ha estado aqui.
Le quiero. Siempre le quise y voy a arriesgarme, justo ahora, porque supongo que el luto se ha cumplido.
Si... tambien aprendi a mentir, a disfrazar amores. Pero ahora me toca sucumbir por el.

Y seré feliz...

Monday, July 23, 2007

CARTAS DE AMOR (II)

Escribo cartas de amor para "Nadie"
cuando me siento sola
cuando te echo de menos
cuando las cosas van bien
y cuando empiezan a ir mal
Supongo que espero que al leerlas tu
vengas corriendo dejando todo por mi
a decirme que estas conmigo
porque me quieres
y que todo va a estar bien...
A mi
la verdad me importa un pito que todo salga bien
lo que quiero es que dejes todo
y me abraces
Pero no vienes
porque son cartas que no te enseño
y que nunca leeras...

Friday, July 20, 2007

LAS HORAS

Con su metro ochenta le veo llegar
me desviste con la mirada y me aprisiona en sus brazos
como si fuera a romperme los huesos
Y entonces me come a besos
sin dejar de repetirme cuánto me ha necesitado,
cuánto me quiere y cuánto le hizo falta mi respirar...
- Pero no la dejarías por mi, verdad?
... es la pregunta que mis labios no pronuncian, tan solo mi semblante...
Y la respuesta, tambien en su semblante sigue siendo
-Es que no puedo...
Y si recapitulo,
entonces me traslado al momento en que me prometi no volver a querer,
mucho menos amar...
Y repaso el juramento de no caer en el juego de extrañarlo,
de no necesitarlo
y de no sentir mas que pasion por el.
Y me veo derrotada,
perdiendo las batallas que siempre tuve por ganadas
Y me conformo con las horas que le roba a su vida,
a su trabajo, a su mujer y a destino...
Porque es ya mi necesidad. Porque lo quiero. Porque soy de el.
Y cuando al pasar las horas,
llega el momento de despedirnos
Solo permito que vea mi sonrisa,
aunque por dentro esté muriendo,
aunque agonice por arrancarlo de sus brazos
y tenerlo para siempre y por completo
Porque solo lo extraño dos veces en el día:
en la mañana y en la noche...
y las demás...
las demás estoy pensando en el

Wednesday, July 18, 2007

TENGO GANAS

Tengo ganas de hacer el amor contigo
de cruzarme con esa mirada traviesa
que me acaricia cuando te quitas la camisa.

Tengo ganas de que me atrapes como sólo tú sabes hacerlo,
de devorarte mil y una noches seguidas,
de deshacernos en una friega debajo de un San Marcos.

Tengo ganas de ganarte en esta guerra,
aunque pierda todas las batallas.

Tengo ganas de ti, de tu boca, de tus gestos locos.
Tengo ganas de tu risa,
de tus pláticas infantiles
y de cada una de tus caricias.

Pero sobre todo…
sobre todo tengo ganas de abrazarte,
de quedarme quieta mientras me rodeas
y de parar los relojes...