Patrilda

Monday, June 25, 2007

PAUSAS

Una pausa y aspiro profundo… para poder agudizar mis oídos y oírme a mí misma. Para enfocarme hacia dentro y percibir lo interior. Intento cerrar los ojos y dejar que la mente le encuentre una razón al vacío. Soy solo una mujer que intenta ser valiente día tras día, que intenta trabajar y darle a los que ama.

Trato de dominar mis miedos e ignorar las tristezas, pero ha llegado la noche, aquella que no quiere libros que me acompañen. Aquella que me recuerda que me haces falta, aquella que me recuerda que si tu me amas, nada más importa y que dependo terriblemente de ti …

Aunque sea yo quien le grite a todo el mundo “Que terrible debe ser depender emocionalmente de un hombre” (...a veces no puedo evitarlo)

Hoy no quiero otra cosa que arrullarme en tu pecho. Sentir tus latidos. Sentirme protegida abrazada por tu calor. Sentir tus caricias. Cero morbo, cero sexo. Esta noche no quiero más que sentirte a mi lado. Sentir tu cuerpo, tu respiración, los latidos del corazón que al arrullarme me hace caer en el más profundo sueño.

Me gusta el poder pensar en ti y poder desearte una feliz semana. Me reconforta tener a quien desearle lo mejor y transmitirle ánimos y energía para que sus nuevos días de trabajo estén llenos de satisfacciones y logros... y por supuesto, amor...

Me gusta sentir que eres mi terapia, que tengo a quien verterle ese cariño que brota igual que la sensualidad que brota por tus poros... Quizás por este medio no alcancen a llegar sino destellos de lo que se siente y de lo que tengo para entregar; pero no importa, lo importante ya es entregar...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home