Patrilda

Friday, October 28, 2005

HISTORIA DEL FAR


Hace pocos días, la Vicky y yo tuvimos una memorable cita a ciegas... de esas en donde una "buena amiga" preocupada por "que la pases bien" te empata con el mejor amigo de su novio, que "casualmente" siempre es un tipo de lo mejor, con el único detalle de que no ha encontrado su media naranja (o sea alguna de nosotras)... curiosamente, el tipo tiene a su vez un excelente amigo... y para acabar pronto, henos ahí: liadas con 2 excelentes y maravillosos hombres, que en adición, estan "disponibols", o sea, sin compromiso (palabras textuales de la Kathy).
Tal vez deba mencionar el trance del "que me pongo?" pero como ahora veo que no he mencionado el lugar a donde fuimos invitadas, creo que lo mejor es que les diga que lo resumimos a unos jeans, zapatos de puntera, una camisa linda de vestir... y sin sombrero!
Siiiii! lo adivinaron!!! La cita en cuestión era en el Far West Rodeo.

Pues bien, acordamos llegar con 30 minutos de retraso, para evitar aquéllo del "desperate girls" y vernos... ya saben... mas a la "despreocupé"... (de paso, tuvimos una emergencia familiar, pues a ultima hora, el hijo mío decidió que era muy grande -12 años- para cuidar de unas niñas de 8, 7 y 6 años)
... Dicen que Dios siempre te manda un aviso para tus desgracias y si yo no quise ver las señales muy mi culpa, porque lo juro, cuando vi a aquel tipo vestido de vaquero... tan solo se me ocurrió darle una segunda oportunidad, ser "open mind" y dejar mis prejuicios de lado... es que tenía unas botas color azul-verde que para que les cuento! Y yo la verdad, no se en qué carajos pensaba al dar segundas oportunidades... quise mas bien dejar de lado el atinado consejo de mi awelita: ese que me decía antes de contraer primeras nupcias:
-Fíjate siempre en los zapatos del muchacho... (debo confesarles que luego, pasados los años, era ella misma que me fastidiaba con esta pregunta:
-Ay mija! pos porqué te fuiste a casar con ese hombre tan feo???
A lo que humildemente le contestaba:
-Ay welita... pos yo por andarme fijando en los zapatos... En fin! volvamos al punto:
Ahí estábamos (o mas bien, estaba yo buscando con la mirada alguna señal de mi comadre, lista para decir algo así como: nos duele la cabeza) pero pos nno.
Mi comadre, valiente como ella sola, me miró como quien dice: -Aguántese cabrona y que sea lo que Diosito quiera... (pos si, como no era ella la que iba a andar del brazo de aquél chango...!)
Apenas ibamos entrando cuando este par (ellos, no nosotras) ya iban bailoteando... y ahora que lo repaso... creo que esa fue la segunda señal. Asi que para continuar con las segundas y ya mas bien terceras oportunidades, decidimos seguir la corriente (ademas que como nunca habíamos ido a ese sitio, pensamos que era de lo mas normal)

La primera canción estuvo regular, porque no podía seguirle el ritmo a mi compañero, pero admito que no quise darme por vencida porque una cosa es que baile sones duranguenses y redovas con mi padre, y otra muy distinta es bailar en un rodeo... Además, la comadre se veia animada bailando con su cita y pues, no iba yo a echarle a perder sus futuras nupcias, verdad???

Luego... para variar, en el inter de la primera y segunda canción mi cita ya me decía "gordita"... gordita yoooooo? Bendito! que estoy gorda? Esa bien pudo ser la siguiente señal, pero haciendo alarde de mi espiritu aventurero (que mas bien era patético por soportar quien me dijera gordis), me aguanté y segui con lo pactado.
Otra cosa muy rara me pasó a suceder en la segunda canción: mi comadre hizo cambio de parejas (orale!!!), ante lo cual acepte de muy buena gana (pensé que la vida me sonreía)... para darme cuenta que había pasado de Guatemala a Guatepior... la segunda cita... apestaba!!!
Pero por Dios bendito! quien en su sano juicio apesta en la primera cita??? Si se supone que uno al llegar a la primera cita (y a la segunda y a todas las que le sigan) va oloroso a limpio, recien bañado y con perfume de los caros, y no oliendo a tacos con cebolla cruda! (no olía a tacos con cebolla, pero me acabo de acordar de "uno" que si olía!!!) Así, si en los subsiguientes minutos uno transpira, pues transpira un buen perfume, escogido con anticipación, para no caer precisamente en estoooooo, bendito!!!
Pues heme ahí: yo con un tipo sudado y apestoso, al cual por si fuera poco... tampoco podía seguirle el paso, por mas que lo intentaba, siempre acababa por moverme menos que en el... y la comadre que nomas no se decidía a mirarme... y hacía requetebien, porque hubiera probado mi rayo láser convertido en mirada fulminante!

Entonces comenzó la tercera canción... una contry... Y creo que eso fue el coscorrón de Dios, ese donde de plano me dijo: -O entiendes, o entiendes (gracias Dios!). Resulta que con el son de la música, nuestras parejas se extasiaron, llegando -como diría Corin Tellado- al momento culminante, casi orgásmico... se desataron! (O tal vez pensaron que era su propia versión de Bailando por su sueño, porque se olvidaron por completo de nosotras) y en un alarde de dotes bailarines, bailaron ellos mismos en pareja! Y en una sincronización de fiebre del sábado por la noche y contry music ellos estaban ahí: enardecidos con sus propios pasos...
Y nosotras acá... aguantando la respiración, la risa, la vergüenza o el coraje de haber salido con un par de maricones (porque para nosotras, aquél que toca los límites de exhibicionismo o del narcisismo... pasa al rincón de los maricones directito y sin comprobante)

Fue la canción mas larga de mi vida, pero inmediatamente después de terminar, pedimos "permiso de ir al tocador" y sin más ni mas, sin palabras ni tardías nos dirigimos a la puerta de salida...
Ya en el coche lo único que atinabamos a decirnos era:
-Tenía botas azules
-Apestaba a madres
-Me dijo Gordita
-Apestaba a madres
-Eran maricones?
-No sé Thelma (asi me dice mi comadre), pero apestaban a madres!

Nos fuimos directo a un buen restaurant, a tomarnos un café... En un lugar de lujo y donde hasta los meseros usan una buena loción, asegurándose de esta manera que alguien les dejará propina... porque a los apestosos ni el adiós les llega a dar uno... de verdad.
Y ahi nos reimos como locas, de nosotras mismas. De imaginar lo que hubiera pasado de seguir en ese baile y con ese par. De imaginarnos mas noche con cada uno de ellos. De casi asegurar que la entrada y una cerveza les acabó con su salario por quincena (y eso que no fuimos a cenar). Del tormento que nos hubiera tocado (a las dos) de haber bailado una canción romántica... Y es que decirme "gordita" a mi..... Benditoooooooo.

Moralejas:
Las citas a ciegas... son para los ciegos
Hazle siempre caso a tu awelita (fijate en los zapatos)
No des segundas oportunidades... que a veces Dios no está de humor para coscorrones...

Tuesday, October 25, 2005

TU CONMIGO


No noto los kilómetros, ni el silencio... ni siquiera que no estás aquí…

Te siento allá donde estés, en mitad de la noche, te siento cerca de mí y de alguna manera que no logro comprender, ahora me parece que estuviera justo a tu lado, mirándote dormir y velando tu sueño.

Te imagino así, con los ojos cerrados, y no escucho la música, ni el ruido de mi casa, sólo la cadencia de tu respiración acompasada en la oscuridad y me siento tranquila.

Como si pudiera abrazarte y besarte sólo con inclinarme sobre ti, sólo con desearlo, pero no lo hiciera para no despertarte.
Porque te amo, mi cara mitad...

Friday, October 07, 2005

A EL


Por cierto… no te lo había dicho antes pero estoy enamorada de ti.
No quería llegar hasta aquí sabiendo que esta historia, que este sueño, tenía fecha de caducidad, pero no he podido evitarlo. A veces sentía que el amor me desbordaba, que se derramaba por todos los poros de mi piel… y ahora siento que me desangro por cada uno de ellos. Sí, enamorada, fallo mío.

Lo descubrí no hace mucho, a la vez que me asaltaba aquel presentimiento… no sé qué vino antes.
Y no quería decirlo “en voz alta”, no quería admitirlo para no dejarme llevar por un sentimiento que me invadía sin poder evitarlo, que me iba ganando el terreno poco a poco, día a día. Continuaba intentando frenarlo, detenerlo en su avance, pero ya no tenía más fuerzas para luchar si cualquier muro que yo construyera lo derribabas tú al día siguiente con la primera sonrisa de la mañana.
He intentado por todos los medios no admitirlo, sabes? en mi vida suele actuar como un conjuro para que todo se desmorone, tengo la virtud de descubrir que estoy enamorada unos días antes de que suceda algo que lo destroce. Esta vez no ha sido diferente… sólo ha sido peor.

Sí, ya lo sabes, te quiero, te quiero en serio, te quiero de verdad, que lo sepas tú, que se enteren todos, “que lo oiga el mundo y lo escuche Dios”, que estoy enamorada de ti. Que te quiero, más que a nada y más que a nadie, que nunca he querido igual, nunca antes, me oyes?, nunca jamás. Que ya es tarde, que ya no importa, pero daría media vida por una sola oportunidad.
Que te quiero, mil veces te lo diría si me dejaras, que te quiero tal y como eres (hoy sí que puedo decir eso). Y que voy a renunciar a ti
...cuando lo que más deseo es pasar el resto de mi vida a tu lado.